visitas a mi blog

18/4/11

NEGAR EL CRISTO



¿Quién puede negarme el Cordero?
¿Quién se atreviese, a decirlo siquiera?
Blindar el alma del cristo
De mis aberraciones terrenales
Quitar de mis manos la ostia
Levantarme de la cena,
Y dejar mis labios secos del vino

¿Quién dice que mi espíritu,
No es digno?
¿Quien juzga si lo merezco?
¿Quién puede negarme el Cordero?

A solas hablo con Cristo
A solas me confieso,
Solos, partimos el pan
Sentados a la meza...
Bebemos el vino.

No me parece que estés preocupado
Ni siquiera me has dejado al final de la mesa
Me hablas y pienso en aquella sentencia
Entonces dime Cristo, por que no debiese sentarme
Aquí contigo, si no he dado muerte a ninguno
Y creo yo no haber cometido ofensa
Tal que merezca apartarme de tu camino.

Alguien quiere blindar tu alma
De mi alma, y de mis cosas.
Alguien me ha dicho que no te merezco
Dime Cristo, si no te merezco acaso
Pero házmelo saber de tus labios
No de labios de hombre, labios humanos








.

2 comentarios:

sedemiuqse dijo...

hola, hola Los humanos andamos juzgándonos unos a otros y lo peor que no tenemos el valor suficiente para de sostener las miradas mientras lo echemos... y tenemos tanta imaginación que inventamos dioses desde la óptica humana, o sea a nuestro antojo y así poder hablar en nombre de una ilusión. Pero creo que de todos modos somos lo que creemos ser. Así que no nos debe influir ninguna voz que no proceda del amor del nuestro.

Aunque yo no sea nada importante para mi eres especial.

Besitos y amor
je

guisela vargas dijo...

muchisimas gracias Carmen, por tu visita, desde España, te agradesco el comentario..
gui