visitas a mi blog

25/3/10

MUJER DE SAL



Esta noche duermo en tus muslos,
mujer de sal,
cuidándote de la brisa
Que asecha tus finos cristales

Duermo en tu vientre,
mujer de sal,
abrazando con mis labios secos
un remolino de auroras.

Sin que vuelvas la mirada
revisa las huellas
y dime ahora,
dama de la duda,
si alguna vez
he sido herida,
si alguna vez
he sido mar.

Mujer de sal,
penetras rasgando mi carne muerta
y tu recuerdo trasciende
en las horas amargas de mi pena.

Mujer de sal,
agua que corre profunda
cual si fuera sangre de la tierra,
arteria en el corazón del océano.

Mujer de sal,
que miras las arenas
y no miras a mis ojos,
que te lleva el viento
cual penosa letanía.
cristales que cuentan
el paso inerte del tiempo.

¡Mujer de sal,
me esta doliendo el alma!

Esta noche duermo
entre tus muslos blancos y salados,
ya mañana habrá otro mar,
otra marea,
pero si los cristales tuyos,
salina mujer,
asidos llevo en la boca,
será por que tu beso
me rozó mientras dormía.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

BEllo poema. Es hermoso encontrar amigos de la poesía aún en la distancia.

Te invito a ver mi blog (que hacemos entre cinco):
http://5alas5.blogspot.com/

Un abrazo desde Cáceres, en España.

Pilar Fernández Bravo

Pilar Fernández dijo...

Te acabo de enviar un comentario, pero se envió antes de darle a identidad. Ahora sí.

Te decía que bellos poemas y que es una suerte encontrar personas amigas de la poesía para compartir inquietudes y lecturas.

Te invitaba además a visitar mi blog, también es literario y que hacemos entre cinco, de ahí su nombre:
http://5alas5.blogspot.com/

Un abrazo,
Pilar.

Luis Antonio Bedoya dijo...

Es un hermoso poema de amor. La sutileza de la expresión y el ritmo sereno son aristas de esta composición. Sobre el uso letiénico, no estoy tan seguro: a veces (son siempre) le hace perder fuerza a la figura. Bellas metáforas (en realidad hay sólo una reelaborada desde angulos distintos), tono dulce y un cuerpo barroco muy agradable. Te felicito.

Guisela Vargas dijo...

gracias pilar, gracias luis, ..este es un poema que me gusta mucho y que nacio a raiz de escuchar el relato biblico de Lot, me resulto interesante cambiar el angulo de vision y crear a partir de alli.
gracias a ambos, es un gusto tenerles en mi blog.

Germán Hernández dijo...

La referencia a la mujer de Lot es obvia... el poeta nunca debe explicar sus propios poemas... de ser necesario sería mejor que escriba ensayos y no poesía...

Perdón por la regañada.

Y sí, el poema es hermoso y ocurre justamente antes del antes, vale la pena trabajar la estructura de los versos y seleccionar el momento de recurrir al estribillo de la mujer de sal, algunas veces se podría suprimir nada más que para que no pierda fluidez el poema...

Un Saludo!!!!